De los años 40 hasta hoy

Se encuentra para los años 40 dos abordajes distintos hacia la postura del diseño; la Americana, siendo más práctica y logrando crear estrategias en procesos, comercialización y venta, enfocados principalmente en el producto como tal y sus propiedades formales. Y la postura Europea, que si bien se enfocaba en el trabajo de los materiales, su formalización y usos prácticos de los objetos, tenía una característica esencial en su mirada crítica hacia el quehacer del diseño.

Las décadas siguientes se caracterizarían por seguir estas mismas posturas, en donde el desarrollo tecnológico impulsaría aún más a la práctica del diseño con respuestas objetuales. En paralelo, se encontrarían nuevos críticos de esta disciplina que evidenciaban posibles problemas en su práctica, generando así otras posturas que tratarían de velar por un bien general.

Se tomara como referente para hablar de estas décadas el libro Diseño Socialmente Responsable: Ideología y participación (2009), escrito por Gloria Stella Barrea y Ana Cielo Quiñones. En él se hace un recorrido por posturas críticas sobre la práctica del diseño, su pertinencia en la sociedad y su responsabilidad con el ambiente. Para mayor facilidad se recopilaron las citas de autores por décadas en orden cronológico como aparecen en el libro. El fin de esta compilación es simplemente mostrar posturas sobre el diseño y a su vez dejar a los lectores referencias bibliografías útiles para futuros trabajos de investigación.

Se presentaran ahora estas posturas que van desde los años 70 hasta comienzos del siglo XXI.

Década de los setentas

–          Gert Selle,  Ideología y utopia del diseño (1973)

“El diseño sigue elaborando la pretendida realidad de la bella apariencia en los objetos como realidad encubridora de los intereses verdaderos, y sigue realizando, en lugar de la negada libertad y autorrealización esta seudorealidad hasta el extremo de que el usuario cree necesitarla incesantemente. Es en esta medida que deben analizarse las consecuencias sociales del diseño”. (Selle, 1973, p.22).

“La determinación del sentido, así como el objetivo social del diseño, no tiene lugar inmediatamente en la base de la producción, sino en la superestructura social, considerada como el conjunto de ideas e instituciones sociales características de una sociedad, las cuales emanan de la base económica de esta misma sociedad, son congruentes con ella misma y revierten sobre ella” (Selle, 1973, p. 36)

–          Víctor Papanek, Diseñar para el mundo real: Ecología humana y cambio social (1973)

“Llegados a este punto las muchas versiones deferentes a la novedad comienzan a crear una multitud de camarillas de consumidores esotéricos distintas, y el diseñador y su mercancía se alienan cada vez más de la sociedad y del complejo funcional” (Papanek, 1973, p. 46).

“Como diseñadores comprometidos moral y socialmente, debemos encararnos con las necesidades de un mundo que esta con la espalda contra la pared mientras que las agujas del reloj señalan inexorablemente la última oportunidad de enmendarse” (Papanek, 1973, p.16)

–          Tomas Maldonado, Vanguardia y racionalidad (1977)

“Además de la pregunta acerca de cómo se han de plantear y cómo se han de resolver los problemas, hay otra más dramática: la que se refiere a la responsabilidad del diseñador industrial como solucionador de problemas de nuestra sociedad” (Maldonado, 1977a, p.129).

–           Gui Bonsiepe,  Diseño Industrial: Artefacto y proyecto (1975)

“El diseñador no debe buscar la exteriorización de su personalidad en el diseño, sino la función que el objeto diseñado cumple en la sociedad y el uso que ésta hace de este objeto” (Bonsiepe, 1975, p.55).

Década de los ochenta

–          André Ricard, Diseño ¿Por qué? (1982) y Hablando de diseño (1986)

“Hoy las cosas solo se entienden como mercancías que han de reportar beneficios económicos o políticos, a quienes las prolijan, en vez de aportar bienestar a la colectividad que las necesita. Esta estreches de miras en absoluto responde a la normal actitud del hombre como ser social” (Ricard, 1982, p.226).

“Los auténticos diseñadores desarrollan su labor contemplando no tan solo los problemas de la industria, sino asumiendo las coordenadas culturales, entroncando así con la tradición inventiva, que desde el homo faber, ha ido caracterizando a nuestra especie. El diseñador es quien puede mantener la componente humana en los artefactos que va creando el hombre, mantener asimismo, la relación entre el hombre y el objeto a un nivel amable y satisfactorio, tanto en el campo de la utilidad como en el de la sensibilidad” (Ricard, 1986, p.83).

–          Bruno Munari, ¿Cómo nacen los objetos? (1983)

“El lujo es la manifestación de la riqueza incivil que quiere impresionar a quien se ha quedado pobre. En la manifestación de la importancia que se le da a todo lo exterior y revela la falta de interés por todo lo que es elevación cultural. Es el triunfo de la apariencia sobre la sustancia” (Munari, 1983, p.13)

–          John Christopher Jones,  Diseñar el Diseño (1985)

“El diseño debe pensarse como un sistema y concebirse de manera participativa, como una disciplina educativa y creativa” (Jones, 1985, prefacio)

“El diseño como actividad creativa porque esta potencialmente presente en todo el mundo”. (Jones, 1985, prefacio)

Década de los noventa

–          Mario Lazo,  Diseño Industrial. Tecnología y utilidades (1990)

“Podemos identificar la innovación con todo aquel pensamiento, conducta o cosa que es nueva porque es cualitativamente diferente de otras formas existentes. La reorganización de los elementos que conforman un pensamiento, conducta u objeto, produce una variante cualitativa que muestra un patrón distintivo” (Lazo, 1990)

–          Yves Zimmerman,  Del Diseño (1998)

“El diseño es una profesión que padece de una ausencia de reflexión sobre sí misma. Constituye un hacer carente de teoría, una praxis sin conocimiento: se hace, pero no se sabe a ciencia cierta qué se hace” (Zimmerman, 1998, p.56)

Años dos mil

–          André Ricard,  La aventura creativa. Las raíces del diseño (2000)

“Sólo a esta escala es posible un contribución responsable del diseño, por que quien crea ha de ser culturalmente autóctono. No es posible crear para alguien si convivir con él, sin empatizar profundamente con aquellos a quienes se pretende satisfacer” (Ricard, 2000, p.194)

–          Humberto Chiapponi,  Cultura social del producto. Nuevas fronteras (2000)

“En efecto, la atención hacia el problema ambiental modifica, en algunos casos profundamente, los contenidos, los procedimientos, los instrumentos del diseño industrial” (Chiapponi, 2000, p.174)

–          Fernando Martín Juez, Contribuciones para una antropología del diseño (2002)

“El pensamiento complejo y transdisciplinariedad -con su riqueza y potencial, compromisos e implicaciones- habrán de ser la manera como se ejerza la antropología del diseño: el modo como el diseño y la antropología, reunidos, construyan los objetos de los hombres y las mujeres; la manera como, juntos, indaguen para comprender plenamente a las mujeres y los hombres que hacen uso de los objetos” (Martín Juez, 2002, p.135)

De la anterior recopilación se evidencia otro territorio de acción en el campo del diseño y demuestra que posibilidades tiene el diseñador de actuar frente a su contexto y tomar responsabilidad sobre las creaciones producidas por su disciplina.

Bibliografía

–          Bonsiepe, G. (1975), Diseño Industrial: Artefacto y proyecto. Madrid,  Alberto Corazón.

–          Chiapponi, H. (2000), Cultura social del producto. Nuevas fronteras. Ediciones Infinito, Buenos Aires.

–          Christopher Jones, J. (1985), Diseñar el Diseño. Barcelona, Gustavo Gili.

–          Lazo, M. (1990), Diseño Industrial. Tecnología y utilidades. México, Trillas.

–          Maldonado, T. (1977), Vanguardia y racionalidad. Barcelona, Gustavo Gili.

–          Martín Juez, F. (2002), Contribuciones para una antropología del diseño. Barcelona, Editorial Gedisa.

–          Munari, B. (1983), ¿Cómo nacen los objetos? Barcelona, Gustavo Gili.

–          Ricard, A. (1982), Diseño ¿Por qué? Barcelona, Gustavo Gili.

–          Ricard, A. (1986), Hablando de diseño. Barcelona, Hogar del Libro.

–          Ricard, A. (2000),  La aventura creativa. Las raíces del diseño. Barcelona, Ariel.

–          Selle, G. (1973), Ideología y utopía del diseño. Barcelona, Gustavo Gili.

–          Papanek, V. (1973), Diseñar para el mundo real: Ecología humana y cambio social. Madrid,  Blume.

–          Zimmerman, Y. (1998), Del Diseño. Barcelona, Gustavo Gili.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: