Heterotopías

En 1967 Michel Foucault hablo por primera vez de Heterotopías, hacía referencia a las relaciones existentes en los espacios y como son estas relaciones vitales en orden de entender nuestra presencia en el mundo contemporáneo. Expresa lo siguiente, ”Estamos en una época de simultaneidad, estamos en una época de yuxtaposición, la época de lo cerca y lo lejos”  continua haciendo referencia al sitio, ”El sitio es definido como relaciones de proximidad entre puntos o elementos (…) El problema del sitio, o del espacio vital para la humanidad no es solo el saber si va a haber suficiente espacio para el hombre en el mundo; es saber también cuáles son las relaciones de propincuidad, que tipo de almacenamiento, circulación, marcación, y clasificación de los elementos humanos deben ser adoptados en una situación determinada para lograr un fin determinado”. (Foucault, 1967, p. 22)

Ahora, se comprende la mirada que tiene sobre las relaciones espaciales existentes en el mundo contemporáneo, pero también habla de los problemas al abordar esta mirada: ”Y quizás nuestra vida está todavía gobernada por cierta cantidad de oposiciones que permanecen inviolables, que nuestras instituciones y prácticas no se atreven todavía a tirar abajo (…) Estas son oposiciones que consideramos simplemente dadas: por ejemplo entre el espacio privado y el público, entre el espacio familiar y el social, entre el espacio cultural y el útil, entre el espacio de ocio y el de trabajo. Todos estos son nutridos todavía por la oculta presencia de lo sagrado”. (Foucault, 1967, p. 23)

Hacer venir abajo estas oposiciones de las que habla Foucault es difícil, son territorios marcados y delimitados unos a otros, hay que entender que no se pretende que sean iguales u homogéneos, lo importante es entender las relaciones existentes entre ellos, como sus componentes se afectan mutuamente. Así se le da prioridad a los lazos conectores y define la Heterotopía de la siguiente manera: “el espacio en el que vivimos (…) es un espacio heterogéneo. En otras palabras, no vivimos en una especie de vacío, dentro del cual localizamos individuos y cosas. (…) vivimos dentro de una red de relaciones que delinean lugares que son irreducibles unos a otros y absolutamente imposibles de superponer”, (Foucault, 1967, p. 23). Entendiendo el espacio de esta manera se comprende cual debe ser nuestra forma de actuar, cada decisión puesta en acción fue generada y generara otras acciones.

Para entender esta mirada debemos encontrar relaciones actuales que lleguen a un mismo punto de encuentro en el que no se jerarquice. Relaciones entre saberes y contextos, cadenas que nos muestren que los espacios están conectados.

Encontramos así una referencia física para entender el espacio heterotópico. En 1931 Albert Einstein, Boris Podolsky y Nathan Rosen escribieron un artículo sobre un experimento que explicaba la probabilidad en la física, el experimento fue llamado EPR por las iniciales de sus apellidos. Del articulo salió el termino Entrelazamiento Quántico que explica; “Es un fenómeno quántico, en el que los estados de dos o más objetos se deben describir haciendo referencia a los estados quánticos de todos los objetos del sistema, incluso si los objetos están separados espacialmente. Esto lleva a correlaciones físicas observables. Estas fuertes correlaciones hacen que las medidas realizadas sobre un sistema parezcan estar influenciando instantáneamente otros sistemas que están entrelazados con él, y sugieren que alguna influencia se tendría que estar propagando instantáneamente entre los sistemas, a pesar de la separación entre ellos” (“Entrelazamiento cuántico”, 2010).

Esto habla principalmente de las relaciones físicas que existen entre los objetos y como se ven afectados los estados de unos y otros. Ahora, entendemos que somos materia y que esta materia la encontramos en el espacio, existe una relación directa entre uno y otro, el espacio puede condicionar la materia y la materia puede condicionar el espacio, pero no los podemos entender por separado. Michio Kaku en su libro La Física de lo Imposible (2008) habla del experimento llevado a cabo por Einstein, Podolsky y Rosen, en donde explica este fenómeno de la siguiente manera:

“Si dos electrones vibran inicialmente al unísono (un estado llamado coherencia), pueden permanecer en sincronización ondulatoria incluso si están separados por una gran distancia. Aunque los dos electrones puedan estar separados a años luz de distancia, sigue habiendo una onda de Schrodinger invisible que los conecta, un cordón umbilical. Si algo sucede a un electrón, entonces parte de esta información es transmitida inmediatamente al otro. Esto se denomina ‘’entrelazamiento quántico’’, el concepto de que partículas que vibran en coherencia tienen algún tipo de conexión profunda que las vincula’’. Continua diciendo “Esto significa que, en cierto sentido, lo que nos ocurre a nosotros afecta de manera instantánea a cosas en lejanos confines del universo, puesto que nuestras funciones de onda probablemente estuvieron entrelazadas en el comienzo del tiempo. En cierto sentido hay una madeja de entrelazamiento que conecta confines lejanos del universo, incluyéndonos a nosotros’’. (Kaku, 2008, p.89)

Se debe hacer claridad en el hecho que nuestra realidad no funciona de manera quántica, lo mencionado anteriormente es un referente para entender cómo se dan las relaciones en distintos saberes. Estos ejemplos conceptuales que pretenden explicar de una mejor manera la realidad del espacio en el que nos movemos. Es esta otra comprensión del espacio del mundo contemporáneo, en donde se entiende que todo objeto tiene un vínculo con su entorno, siendo este vínculo un hilo más de la inmensa red que existe a su alrededor.

Siguiendo una misma línea de conexión entre saberes se puede hablar de las Líneas de Fuerza de Michael Faraday, término que acuñó en 1831. Para Faraday el espacio vacío estaba lleno de líneas de fuerza, Kaku se refiere a Faraday y cuenta como llego a proponer esta teoría. ‘’Un día, estaba moviendo un imán sobre una bobina de cable metálico y advirtió que era capaz de generar una corriente eléctrica en el cable, sin siquiera tocarlo. Esto significaba que el campo invisible de un imán podía atravesar el espacio vacío y empujar a los electrones de un cable, lo que creaba una corriente’’. (Kaku, 2008, p.30)

En todas estas ideas de distintas disciplinas se encuentran relaciones para poder generar nuevo conocimiento, se ve el espacio heterotópico desde distintos puntos de vista con ejemplos que dan una mejor claridad sobre este, y lo que es más importante, se encuentran redes de relaciones entre saberes que son considerados distantes creando así ideas sobre nuestro lugar en este espacio y tiempo contemporáneo.

Bibliografía:

–          Foucault, M. (1986) “Of Other Spaces” en Diacritics, vol. 16, núm. 1, pp. 22-27.

–          Kaku, M. (2009), Física de lo imposible, García J. (trad.), Barcelona, Random House Mondadori.

–          “Entrelazamiento cuántico” (2010) [en línea], disponible en: http://es.wikipedia.org/wiki/Entrelazamiento_cuántico. Octubre 2010

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: